VINO-Y-QUESO

Vino y queso sabe a beso

El refranero español es muy sabio, tanto que el título de este post es conocido por todos. Hoy vamos a hablar de vino, de queso y de amor por la gastronomía.

Dos de los alimentos propios de nuestro país, más reconocidos internacionalmente, son el vino y el queso. Su vinculación gastronómica no es nueva. Existen multitud de refranes que unen a ambos alimentos. Hoy vamos a descubrirlos.

Refranes sobre vino y queso

El romance entre queso y vino está plasmado a través de multitud de refranes que no hacen más que confirmar este buen maridaje. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Vino y queso saben a beso
  • A la bota, dale el beso después del queso
  • Bebe vino y come queso y llegarás a viejo
  • Con queso y vino se hace el camino

Todos ellos vienen a significar lo mismo: el maridaje entre vino y queso siempre es una buena opción. Pero esto tiene un porque. El componente graso de los quesos facilita la cata del vino, consiguiendo que estos sean más agradables y armónicos.

Pero eso no es todo, como ya hemos visto en posts anteriores, los taninos consiguen una sensación de sequedad que con el queso se ve reducida. Por lo que, en principio cualquier tipo de queso nos puede suavizar cualquier vino y conseguir sensaciones únicas. Pero esta puede ser un arma de doble filo, tanto es así que también existe el refrán “Que no te la den con queso” que hace referencia precisamente a esta característica. Debido a la sabiduría popular, antiguamente se utilizaba el recurso de servir queso con los vinos para enmascarar posibles defectos en el vino, pero, aprovechando que la cosa va de refranes, podemos terminar diciendo que “Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

Salud, buenos quesos y mejores vinos.