Rioja y Ribera del Duero

Ribera del Duero y Rioja. Dos denominaciones de origen y una pasión

Hablar de vino en España es hablar de dos de las denominaciones de origen con mayor reconocimiento en todo el mundo. Sin duda estamos hablando de Rioja y de Ribera del Duero.

Vamos a adentrarnos en estas dos zonas vinculadas para siempre con el vino y vamos a estudiar cada una de ellas desde distintos ángulos.

Origen

La Denominación de Origen Ribera del Duero surge como zona vitivinícola que se extiende entre las provincias de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid. Su constitución tuvo lugar en el año 1982 y desde entonces elabora vinos tintos y rosados. Desde julio de 2019 aprueba también la elaboración de vinos blancos.

La Denominación de Origen Calificada Rioja abarca parte de las provincias de La Rioja, Álava, Burgos y Navarra. Se fundó en el año 1925, aunque no es hasta 1991 cuando se le otorga el carácter de “calificada” siendo la primera en España que consigue dicho calificativo. Esto lleva consigue el cumplimiento de requisitos más estrictos en cuanto a cantidad, calidad y control. Esta denominación de origen también contempla la elaboración de vinos blancos, rosados y tintos.

BODEGA CARLOS MORO EN SAN VICENTE DE LA SONSIERRA

La variedad reina

Ambas denominaciones de origen cuentan con la Tempranillo o Tinta del País como variedad reina, aunque mientras en la Ribera del Duero la cosecha de esta variedad ronda los 122 millones de kilos, la cantidad se multiplica en Rioja, alcanzando los 485 kilos.

El río como eje vertebrador

Ambas denominaciones de origen tienen en común la presencia de un río que las atraviesa. El rio Duero (en Ribera) y el Ebro (en Rioja) son en parte fundamental del desarrollo social, económico y vitícola de ambas regiones.

Climatología

La Ribera del Duero está marcada por un clima mediterráneo con carácter continental. El nivel de lluvias es moderado, veranos secos e inviernos largos con acusadas oscilaciones térmicas que propician que la uva se haga fuerte para soportar, precisamente, dichas inclemencias tan duras.

En la Rioja conviven dos climas muy opuestos, el mediterráneo y el atlántico que dan como resultado unas condiciones moderadas y muy buenas para el cultivo de la vid. En la Rioja alavesa y la Rioja alta predomina el clima atlántico, mientras que la Rioja Baja posee un clima más seco y cálido, más mediterráneo.

Vino de calidad. La uva en el campo.

Suelos

En la Ribera del Duero los suelos son, en su mayoría, calizos, calcáreos y arcillosos, con pequeñas colinas que hacen que dibujan un paisaje ondulado. El suelo en Rioja es, en cambio, más arenoso y limoso, ligeramente alcalino y con moderada disponibilidad hídrica. La microparcelación típica de esta denominación de origen convierte los paisajes riojanos en auténticas postales cargadas de belleza que, con la llegada del otoño tiñen de rojos, amarillos y ocres el horizonte riojano.

Variedades de uva

La denominación de origen Rioja acepta variedades tintas y blancas, al igual que Ribera del Duero. En Rioja, las variedades tintas aceptadas son Tempranillo, Garnacha tinta, Graciano, Mazuelo y Maturana tinta. Las blancas son Viura, Malvasía, Garnacha blanca, Tempranillo blanco, Maturana Blanca, Turruntés, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Verdejo.

Por otro lado, en Ribera del Duero acepta muchas menos variedades, básicamente seis. La única variedad blanca, la Albillo, se une a las tintas Garnacha tinta, Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y, por supuesto, la Tempranillo o Tinta del País.

Vino

En este sentido, hay tantos y tan distintos como amantes de los buenos vinos españoles. Está claro que hay defensores de Rioja de la misma manera que los hay de Ribera. ¿Es mejor Ribera del Duero que Rioja? ¿Es mejor Rioja que Ribera del Duero? Nosotros nos postulamos como claros amantes del buen vino, por lo que siempre tomaremos una copa de cada uno.