Cumplimos 25 años

Tenemos 25 razones para amar el río Duero, tantas como años llevamos escuchando su murmullo. 

Seguro que si nos ponemos a pensar nos salen muchísimas más, pero dicen que es de bien nacidos el ser agradecidos, por lo que por ahora os decimos GRACIAS.