VINO-Y-CHOCOLATE

Vino y chocolate

El 7 de julio, además de San Fermín, se celebra el Día Mundial del Chocolate, y a nosotros, que nos gusta innovar, se nos ha ocurrido plantearte uno de los maridajes más deliciosos y culposos que puede existir: vino y chocolate.

Siempre hemos escuchado que el vino tinto marida bien con carnes rojas pero, ¿sabías que el chocolate negro es un excelente compañero para el vino tinto? Hoy te lo contamos.

Unamos vino y chocolate

Ya te adelantamos que, el vino y el chocolate va a ser esa combinación que, cuando la pruebes, vas a enseñársela a todos tus amigos y familiares. Es uno de esos maridajes que explosionan en tu boca y te hacen pensar “¿Cómo no lo he pensado antes?”

Como todo, esto también tiene su base científica. El cacao y el vino tienen una base natural más o menos similar. El chocolate procede de la planta del cacao y el vino de la vid, es decir ambos alimentos provienen de plantas. Ambos tienen aromas de frutas y flores y ambos contienen alto contenido en antioxidantes. Entonces, si son tan parecidos, no es raro que casen (nunca mejor dicho), tan bien.

¿Todos los vinos maridan con todos los tipos de chocolate?

La respuesta es, por supuesto, NO. Al igual que ocurre con todos los alimentos, cada tipo de vino maridará mejor con un tipo de chocolate. En este caso, deberemos estar atentos al componente dulce del chocolate. Este debe ser similar al del vino, ya que de lo contrario el amargor del mismo va a ganar en la ecuación y la sensación no va a ser tan especial. Por lo tanto podemos crear la siguiente ‘norma’:

El chocolate blanco, como sabes, está elaborado a partir de manteca de cacao, que es mucho más dulce que el cacao y, por lo tanto, que el chocolate negro. Por eso, el chocolate blanco deberás maridarlo con vinos más dulces, por ejemplo vinos blancos.

El chocolate con leche o negro es, por lo general, menos dulce, por lo que el compañero perfecto será un vino tinto, por lo general menos dulce que los blancos.

¿Cómo disfrutar de este maridaje al máximo?

Pues tan fácil como dejar que el chocolate se derrita lentamente en tu boca con el calor que esta produce, posteriormente el vino hará el resto. Pruébalo y disfruta, estamos convencidos de que vas a disfrutar. ¡FELIZ DÍA DEL CHOCOLATE!