Es el momento de Enoturistear! De la playa a la bodega!

Ha finalizado el verano, volvemos a la oficina, a nuestros puestos de trabajo y a nuestra rutina pero aún nos quedan maravillosos fines de semana o puentes para ir planificando nuevos planes y así la vuelta al cole no será tan dura.

Septiembre es un buen mes para despedirnos de la playa y dar la bienvenida de nuevo al disfrute del campo y el aire libre durante los fines de semana o los puentes, un momento idóneo para visitar una bodega  puesto que además se acerca la época de vendimia.  Esta varía en función del lugar y el clima pero suele ser por lo general en los meses de septiembre-octubre. Las bodegas aprovechan esta fecha para intensificar su oferta enoturística y ofrecer experiencias  para disfrutar en pareja o grupos reducidos de amigos o familia. Hay muchas opciones que incluyen también alojamiento, ideal para no tener que desplazarse después, y comidas maridadas en restaurantes para disfrutar además de la gastronomía típica de la zona. Este tipo de planes de turismo rural son perfectos si te gusta el vino y las actividades al aire libre. Eso sí, es recomendable ir en coche para poder tener libertad en los desplazamientos de unos sitios a otros sin problemas.

Bien seas una persona que te guste mucho el vino o la cultura del vino, ya seas aficionado, principiante o un claro amante del vino, si te sientes atraído por conocer más sobre esta tradición siempre se aprende algo nuevo al visitar una bodega, realizar un curso de cata, vivir una experiencia vendimia o participar en una cata…

Si quieres sumarte a esta tendencia seguro que tienes amigos con buenas recomendaciones, Internet y las redes sociales también pueden ayudarte a hacerte una idea o simplemente, si te gusta un vino, nada mejor que adentrarte en su creación yendo a visitar esa bodega que lo elabora. En algunas zonas o bodegas puedes encontrar el plus añadido de recorrer un Museo del Vino  para conocer un poco más sobre esta tradición y su historia.

Hay muchas zonas de gran calidad enoturística, Rioja y Ribera del Duero son las más tradicionales pero hay otras que están en auge y que ofrecen también muchas opciones: Rueda, Toro, Cigales… También se pueden encontrar viajes que engloben varias Denominaciones de Origen a través de Rutas del Vino.

Algunas bodegas cuentan también con reconocimientos que pueden ser garantías de calidad como premios o la Q de calidad Turística, por ejemplo. Eso nos da una idea de que la bodega y sus instalaciones cuentan con una serie de requisitos que la hacen idónea para visitar.

Otra ventaja de visitar una bodega es poder comprar vino en las tiendas que suele haber en las mismas, muchas veces tienen ofertas especiales y te puede salir más económico que si lo adquieres en otro establecimiento y, sino, siempre podrás comprar tus vinos online.

No dudes en contarnos tu experiencia enoturística, ilusiónate tras el verano, es el momento de enoturistear!!