El viñedo se tiñe de verde

Hace muy poco visitar los viñedos era una experiencia falta de color, ya que apenas había pequeños brotes que iluminaban el paisaje. Hoy la panorámica de la Ribera del Duero, Rueda, Cigales, Toro y de todos los viñedos de España es muy diferente. 

Ya podemos ver pequeños racimos que dentro de unos meses brillarán con intensos colores. 

Por ahora no nos queda otra que esperar y disfrutar de los paisajes que la naturaleza nos regala. Hay grandes vinos que están esperando ser creados y catados. El tiempo juega a nuestro favor.